Cerca
  • El Pincha Uvas

Nos merecemos la extinción

Como todos los ciclistas, también soy conductor de coches al mismo tiempo.

No me gustan los ciclistas que van por el medio de la carretera.

Y odio a los ciclistas que se sienten "sheriffs de la carretera" quando van en grupo.

Dejé de ir con ciertos grupos porque no estoy de acuerdo con su comportamiento.

  • En 2020 hice una gira en solitario por Lombardía. Alrededor de 900 km todos en Italia.

  • En 2021, de nuevo en solitario, hice Milán - Barcelona. Unos 1000 km en el extranjero y 200 en Italia.

  • En 2022, con Nicolò, hicimos Biarritz - Milán. Unos 1600 km en el extranjero y 200 km en Italia.


¿Me permites escribir este artículo basándome en mis experiencias?


Francia está llena de carriles para bicicletas. Realmente están en todas partes. Muchos están simplemente pintados en el suelo. Otros están separados de los coches por un muro bajo. Los carriles bici no se encuentran sólo en el centro de las ciudades. Se pueden encontrar en todas las carreteras. Cuando no están, se puede circular con seguridad por la carretera "normal".

En Francia, nunca, nunca, he recibido un bocinazo o un insulto.

En las subidas, los coches esperan, y sólo te adelantan cuando está permitido y/o sólo si se puede hacer con seguridad.

Los coches y las bicicletas coexisten. Y lo hacen sin problemas.


En Cataluña hay muy pocos carriles bici, pero los que se hay están bien mantenidos.

La situación no es tan buena como en Francia, pero la educación de los conductores, especialmente lejos de las zonas turísticas, es maravillosa. Aunque parece que está empeorando.

No. No lo digo porque sea mi país. Me sorprendió en mis dos viajes.


¿Y Italia?

Este verano hemos pasado 11 días en bicicleta en el extranjero y 2 en Italia. Hicimos unos 1600 km en el extranjero y 200 en Italia. Tenemos un poco de experiencia.


En cuanto entramos en Italia empezamos a sentirnos inseguros.


Una chica nos insultó cuando le gritamos "¡ojo!" en una subida del 17% y ella retrocedía sin mirar. Nos habría hecho caer. Entonces, ¿por qué insultarnos?

Una furgoneta pasó sin importarle que hubiera una ralla continua. Estaba prohibido. Y no importa si en la dirección opuesta estábamos pasando nosotros. Lo hicimos gestos como diciendo: "¿Qué estáis haciendo? ¿No nos ves?".

¿Y él?

Respondió saludando con un "hola" y riendo irónicamente. Amigo, si te desvías y chocas con nosotros, nos matarás. ¿Por qué burlarse de nosotros? Deberías estar llorando, no riendo.


Corrimos el riesgo de caernos varias veces porque en Italia los coches que tienen que entrar por la derecha, para ver si viene alguien, ponen el morro por encima de la línea blanca. Lástima que pedaleráramos en esa línea tal y como se debe hacer y es exigido por los mismos conductores que nos insultan.

Si no hubiéramos tenido cuidado habríamos tenido varios accidentes por este motivo.


¿Y los adelantamientos en las curvas?

¿Y el adelantamiento casi tocándonos?

Ni hablemos de eso.


Había una mala leche común en muchos conductores italianos.

He montado en bicicleta de la misma manera en todos los países. Y desde el primer metro siempre antepongo la seguridad. Respeto las reglas. Quiero volever a casa.

¿Por qué en Francia y España los coches esperan y respetan?

¿Por qué en Italia nos insultan y pasan a pocos centímetros?


Nos falta educación.

Nos falta humanidad. Así es.

Los adultos no son educados.

Los adultos son irritados, se enfadan con todo y con todos.

Hace falta muy poco para sacar lo peor de nosotros.


Lo vemos en los partidos de fútbol.

Lo vemos en las reuniones del edificio.

Lo vemos en las calles.

Lo vemos en todas partes.


Lo vemos en las respuestas al vídeo que publiqué en instragram.

No es un vídeo polémico.

En 14 segundos digo que sigo las reglas. Digo que quiero volver a casa. Y ruego que se coloquen a 1,5 m de distancia.

No digo nada malo.


Si seguimos así, merecemos la extinción.

No son los ciclistas los que están en peligro.

Es la especie la que está en peligro.

¿Y sabes qué es lo que más falta hace? EDUCACIÓN.

Nuestro presente está en riesgo. Porque algunos adultos carecen de todo fundamento.

Nuestro futuro está en peligro. Porque los ejemplos que damos a los jóvenes son nefastos.


YO NO ESTOY DE ACUERDO.

Los adultos que leeis, ¿queréis vivir tratando de dar un ejemplo saludable a sus compañeros y a los jóvenes?

Los adultos que leeis, ¿tenéis ganas de educar a los jóvenes en la belleza, el amor, la humanidad y el respeto?

Y no es bastante responder asintiendo.

Hay que actuar. Hay que hacerlo.

No hay tiempo que perder. No se puede delegar.

NOS TOCA A NOSOTROS.


¿TE APUNTAS?


__________________________________

sigue el video de instagram y algunos comentarios recibidos







A mí también me gustaría circular por los carriles bici, pero desgraciadamente hay muy, muy pocos y a menudo están llenos de problemas: containers, coches aparcados, raíces, maleza, asfalto irregular, etc.

Por desgracia, a menudo es peligroso caminar por ellas debido a la forma en que se mantienen en Italia.

Y una cosa es salir a pasear con la familia y otra es entrenar a 40 km/h. En algunos casos son caídas garantizadas.

Si quieres, puedo dar ejemplos concretos de carriles bici peligrosos.



Yo también odio a los que van en grupo ocupando la carretera, pero tengo que decir: "pero si el grupo, aunque equivocadose, está en una curva, ¿por qué les adelantas y te arriesgas a un strike? ¿No puedes esperar un momento y adelantar en la recta?"


También escribieron mensajes así. Creo que no es necesario hacer ningún comentario. Hay personas que no están bien de la cabeza. Y descargan sus represiones en las redes sociales... o en la carretera.



1 visualizzazione

EL
PINCHA UVAS