top of page
Cerca
  • Immagine del redattoreEl Pincha Uvas

Ironman 70.3 (esp)

Lo sé.

Ya sabéis que he terminado un Ironman 70.3, o para ser precisos un Triatlón Medio.

Significa nadar 1900m, recorrer 90km en bici y correr una media maratón.

Y por supuesto tienes que hacerlo todo seguido sin poner excusas porque el agua está fría, tienes viento en la cara en la bici o hace un calor abrasador cuando corres.

Hay que terminar. Y punto.


Lo sé. Has visto las fotos en las redes sociales y probablemente estés pensando: "Estoy a punto de leer una autocelebración...". Yo te digo que a lo mejor no.


Hace años había hecho carreras de triatlón.

Corría el año 2017. El año en el que más tarde me separé.

Competí en duatlón, y triatlón distancia sprint y olímpica.

Mi estado psicofísico era muy malo.

Recuerdo una carrera en Sirmione a la que llegué cuando ya estaban desinflando el arco de meta 😂.

Por un lado fue desmoralizante.

Por otro, viéndolo desde la distancia, puedo decir 'qué bien que no te hayas rendido, tío. Completaste esos retos incluso en un momento así. Mucha gente habría preferido llenarse el cuerpo de cerveza y lamentaciones".


Siempre he mirado con respeto y admiración a quienes hacían ciertas cosas.

El Ironman 70.3 era una de ellas.

Cuando mi amigo Giovanni lo terminó se convirtió en un héroe para mí.


Y aquí estamos.

El domingo 04 de junio yo también me convertí en finisher de un Medio Ironman.


Pero, ¿sabes qué?

No me siento un héroe en absoluto.

Siento que hice algo que cualquiera puede hacer.

Porque si yo lo hice, es posible para todos.


¿Y sabes qué más?

¿Sabes quiénes han sido los héroes para mí?


El del dorsal 193, al que le faltaba una pierna.

La primera vez le vi en la bici. Pedaleaba con una prótesis sujeta directamente al pedal.

Luego me crucé con él muchas veces durante la parte de running. La prótesis era diferente. Era una de esas con forma de gancho. Nunca lo vi caminar (como yo 🤔 ).

¡Fue un ejemplo para mi!


Y los del dorsal 300 también fueron héroes.

Uno de ellos era ciego. El otro era el guía.

En el agua iban atados por la muñeca.

¿La bicicleta? Era un tándem.

¿Y la fracción de running? Atados, como en la natación, con el guía mostrando el ritmo y el camino.

¿Y saben qué? Terminaron a pesar de que uno de ellos sufría calambres por el gran calor.


També fue un héroe el señor que llegó fuera de tiempo.

Empezó los últimos 10 km de la carrera sabiendo ya que en la clasificación tendría un DNF (do not finish). Le habría sido imposible terminar antes del tiempo máximo permitido.

¿Crees que se retiró? No, terminó su batalla. Y la ganó.


Mi amigo Maurizio Riello también es un héroe.

Hasta hace quince días nunca había nadado 2.000 metros ni utilizado un traje de neopreno, y hasta hace unos meses ni siquiera tenía una bicicleta de carreras.

Luego se puso manos a la obra. Y ahora también es finisher.


Y sí, los dos lloramos de emoción en la meta....

Los héroes son las personas corrientes que hacen cosas extraordinarias.

Puede que no ganen premios, pero ganan contra ellos mismos.

Su deseo es subir continuamente el listón.

No se rinden y hacen posible lo que parece imposible.


Al observarlos, aprendí mucho de ellos.

Yo, como siempre, quiero seguir subiendo mi listón un poco más.

Nunca ganaré nada. Lo sé. Pero no me importa.


¿Y sabes lo que deseo?

Llegar a la caja de pinto reventado, y diciéndome a mí mismo: 'Teudis, con los hijos, con tus amigos, contigo mismo y con la vida, te esforzaste al máximo. Hiciste todo lo que pudiste'.


Soy un finisher en una carrera que hace años me parecía imposible.

He aprendido muchas cosas.

Quiero seguir deseando cosas buenas, aunque cueste esfuerzo y sacrificio conseguirlas.


Todos, todos, podemos subir nuestro listón.

¡Estos héroes nos han enseñado que lo imposible no existe!







3 visualizzazioni

EL
PINCHA UVAS

bottom of page