Cerca
  • El Pincha Uvas

El nombre

En realidad, no sé lo que quiero transmitir.

Pero tengo dos conceptos que me hacen pensar desde hace tiempo.

No sé si sabré describirlos bien con palabras.


Lo intentaré. Empecemos.

 


Primer significado de "El nombre"

EN EL CENTRO

"Haré cualquier cosa para ser famoso. Quiero que todo el mundo sepa y recuerde mi nombre".

"En mi campo quiero ser un nombre. Quiero ser una referencia, un punto al que todos miren".


Da igual el campo y da igual lo que se sacrifique para que esto ocurra.

  • ¿Llego a casa tan cansado del trabajo que me tumbo en el sofá sin mirar a mi marido/esposa? No pasa nada.

  • ¿Me paso el fin de semana al teléfono, incluso mientras veo el partido de fútbol de mi hijo? No pasa nada.

  • ¿Trabajo después de comer incluso en vacaciones mientras la familia quiere hacer otra cosa? No pasa nada.


"El nombre".

Me importa "mi nombre".

Quiero ser "un nombre".


Mi padre quería ser un nombre. En realidad, lo era.

En el banco, donde trabajaba, era un súper nombre.

'Teudis' (también se llamaba así) era alguien que importaba.


Fuera era un nombre. Pero en casa pasaba esto.



"Papá, ¿todavía tienes que trabajar?"

"¿Ves ese trozo de carne? El banco lo paga.

¿Ves esa camisa que llevas? El banco la paga".


"Mamá, ¿cómo es que papá nunca limpia ni un tenedor?"

"Papá trabaja y trae el dinero. Tenemos que ayudarle a descansar".


Primero era "el diretor", es decir, "el nombre".

Luego si había tiempo era marido, padre hijo y todo lo demás.


Ciertos criterios/mensajes/juicios que recibí, sinceramente, espero NO transmitirlos a mis tres rayos de sol.


¿Pero sabes lo que hizo mi padre cuando ya sabía que el tumor se lo llevaría pronto?

"Chicos, necesito hablar con vosotros. Lo siento. Lo hice todo mal. Me he perdido mucho de vostros y debería haber tenido otras prioridades. Ahora que me doy cuenta, sé que no podré veros crecer, ni conocer a mis nietos. Lo siento".

Todos lloramos. Y mucho.


Él, "El nombre", se dio cuenta de que hubiera sido mejor tomar otro camino.

Elegir el camino de seguir "Mi nombre", tal vez, no había llenado su corazón.


¿Cuántas personas pierden tanto por tratar de tener "el nombre"?


 

 

Segundo significado de "El Nombre".

EL OTRO EN EL CENTRO

Estudiamos economía empresarial.

Hacemos cursos de gestión de personal.

Contamos con expertos en gestión de personas.

Sabemos hacer planes de negocio, previsiones, diagramas de gantt, organigramas y mil técnicas más.


Pero, ¿conoces el nombre de quién limpia el lugar donde trabajas?

¿Sabes cómo se llama la cajera del comedor?

¿Conoces el nombre del camarero que te prepara el café desde hace años?


¿Qué consideras importante?

¿El correo electrónico, la reunión, la llamada.... o también una sonrisa/saludo/atención a los que te ayudan cada día sin que sean uno de "los jefes"?


Fabio me enseñó uan cosa hace años.

Era el cocinero en un lugar donde yo era el director.

Siempre he intentado escuchar a los que van por delante de mí. Y él era uno de ellos.


"Teudis, ¿sabes cómo se gana el respeto en el negocio de la restauración?

Amando el lavaplatos.

Siempre es el menos considerado.

Pero sin él el restaurante no podría funcionar.

Cuida de él.

Y sin darte cuenta, cuidarás de todos".


Gracias Fabio. Han pasado 15 años. Y esta enseñanza tuya se ha convertido en un mantra para mí.


Lo he hecho desde entonces.


EL OTRO EN EL CENTRO. Lo importante es su nombre. No el mío.


¿Y sabes qué es lo mejor?

Que cuando pones sinceramente el nombre de otro en el centro, "tu nombre" también se vuelve fuerte y sabroso.

Si no piensas sólo en ti mismo, "Mi nombre" se convierte en "Su nombre".

Y todo se convierte en "Nuestro nombre".


Ya no hay lugar para el "yo, yo mismo y yo".

Todo se convierte en un hermoso "nosotros".


Y todo adquiere una luz contagiosa y hermosa.







1 visualizzazione

EL
PINCHA UVAS