Cerca
  • El Pincha Uvas

Día de San Valentín

No se puede resumir un sentimiento, un pensamiento, un olor, un deseo o un afecto.

No se puede encapsular el amor por tu pareja en un solo día.


Hoy las pistas de pádel están vacías.

Los maridos tienen que salir con sus esposas.

Para algunos es un deseo, para otros un placer.

Pero algunos lo viven como una obligación. Y echan mucho de menos el pádel.


Hoy las floristerías aumentarán sus ventas.

Muchos maridos sin memoria (y sin regalo) enmendarán su error comprando una hermosa rosa durante la hora de cierre.


Los restaurantes estarán llenos.

Amazon habrá entregado jerseys, teléfonos móviles, corbatas, zapatos y mucho más.

Y mañana mucha gente reservará paseos en Ferrari, cenas étnicas o masajes en el spa con los vales de regalo recibidos esta noche entre el segundo plato y el postre.


¿Y ayer? ¿Quién se habrá levantado temprano un domingo cualquiera para darle a su pareja un buen desayuno sorpresa?

¿Y mañana? ¿Quién se acordará alguien de estar atento a eso que su pareja odia para que esté más feliz?

¿Y dentro de un mes? ¿Alguien volverá a quejarse de su pareja y a coquetear con sus colegas en la máquina de café?


¿Para qué habrá servido entonces el 14 de febrero?


Días como hoy deberían educarnos para prestar atención durante todo el año.

Cada aniversario debe ayudar al resto de nuestras vidas.


  • ¿El cumpleaños?

Debe ser un agradecimiento por estar en este hermoso mundo y una oportunidad para notar a quien tenemos al lado.

  • ¿Navidad?

Para los que creen, debe afirmar la Presencia de un bien mayor que debe guiar cada gesto o pensamiento.

  • ¿Los aniversarios?

Deben recordarnos que somos afortunados porque celebramos algo muy positivo que no queremos olvidar.


No.

No será un anillo caro regalado hoy lo que hará que los demás días sean especiales.


No.

No será una cena en un restaurante con estrella lo que nos haga sentir especiales cuando nos levantemos por la mañana, despeinados, desaliñados y con un pijama muy anticuado.


No.

NUNCA será un bien material lo que haga especial nuestra vida.


¿Sabes qué es el día de San Valentín?

Es Jordi, que el otro día metió 70 euros de sus ahorros (creo que todos) en la hucha familiar "porque sé que ella lo necesita más que yo".

No lo paré.

Dar lo que tienes, a quien quieres, es un acto de libertad y amor. Y él escogio ese camino.


¿Sabes qué es el día de San Valentín?

Es Teudis, escribiendo "Mi papá" para un artículo del colegio en le que tenia que escribir de alguien a quien aprecia.

Teudis ya tiene 13 años.

No tomó esta decisión como lo haría un niño pequeño para el que su papá es todavía un superhéroe.

Fue una elección consciente (aunque conoce todas las limitaciones de su padre).


¿Sabes qué es el día de San Valentín?

Es Anna, que termina sus deberes a toda prisa para tener tiempo de ayudar a sus hermanos porque sabe que la necesitan.


Eso es para mí el día de San Valentín.

Se trata de mostrar el amor por el otro cada día, en circunstancias que no se ven, en gestos discretos.


San Valentín es un día en el que el mundo se esfuerza por poner el amor en el centro.

Es una cosa hermosa. Muy bonita.

Y sería hermoso, útil, educativo, formativo e inolvidable si nos sirviera de estímulo para que esto ocurriera los 365 días del año.


Espero que cada uno de ustedes haya tenido un buen día de San Valentín.

Yo lo he tenido, aunque mis tres rayos de sol no están conmigo esta noche.

El miércoles estarán aquí.

Y ese día, como los demás, será para nosotros el día de San Valentín.

Ellos siempre me recuerdan que San Valentín puede ser cualquier día del año.











1 visualizzazione

EL
PINCHA UVAS