Cerca
  • El Pincha Uvas

Amor (esp)

Esto es amor. Esto no lo es.

Esto tiene permiso. Esto no.

Esto es válido. Esto no lo es.

Esto se puede y esto no se puede.

Sí. Esto es amor.

No. Esto no es amor.


¿Pero quién lo dice? Y qué es el amor.

¿Quién es capaz de dar lecciones sobre lo que es y lo que no es?


Un hombre está en media de una crisis muy grande.

Un amigo lo busca constantemente, sin pausa y discretamente.

Un hombre llora.

Un amigo se queda escuchando, sin preguntar, sin exigir, sin juzgar.

Un hombre en crisis entiende que debe reaccionar. Y lo hace.

El amigo le ayuda a salvarse.

¿No es esto amor? ¡Esto es amor!


Dos hombres se conocen.

Y lo hacen en Tinder. Sí, en Tinder.

En algún momento, años después, se dan cuenta de que lo comparten todo.

La vida, las pasiones, la familia, los amigos, los planes, el hogar.

Se casan.

Y en la boda, delante de todo el mundo, dicen cosas que ponen la piel de gallina.

Se casan. Son dos hombres.

Hace años no lo habría aceptado.

Lo que pasan, lo que sienten y lo que dicen, me gustaría poder sentirlo yo también.

¿Esto no es amor? ¡Esto es amor!


Una chica lucha por enfrentarse a la vida.

Hay muchos factores.

Su mejor amiga la apoya tanto, que un día se miran y ya no está claro si una apoya a la otra o la otra apoya a la una.

Se apoyan mutuamente. Se apoyan siempre. Se toman de la mano.

¿No es esto amor? Esto es amor.


Dos jóvenes se enamoran.

Él es un hombre adulto. Vive en el último piso.

Ella e una chica joven. Vive en el primero.

En teoría, esto no sería aceptable. Es el 1955.

Han vivido juntos toda su vida.

Han tenido 3 hijos.

Hace años que él se murió.

Ella vive amándolo todavía.

¿No es esto amor? ¡Esto es amor!


Una mujer fue dejada.

Ella vivía para su marido y sus hijos.

El vivió para la carrera, luego para su carrera y al fina para el resto.

A ella la dejaron.

A él le gustaban más jóvenes, más llamativas.

Ella no supo reconstruir su vida.

Él, en realidad, tampoco.

Ella, al final de sus días, a pesar de todo, dijo: 'él siempre ha sido el hombre de mi vida'.

¿Lo que siempre ha sentido no es amor? ¡Esto es amor!


Ellos son tres.

Serían lo suficientemente mayores como para enfadarse, pelearse, burlarse unos de otros.

Se cierra el telón. Uno aparece en el escenario. Los otros dos gritan felices y emocionados.

Uno tiene un torneo. El otro pregunta: "¿Quieres que vaya?". "Sí". El otro renuncia a algo que quería hacer.

Uno está triste. Uno de los otros dos se acuesta a su lado. Se duermen juntos.

Dos de los tres están cansados. Se sientan juntos. Y se acarician el pelo mutuamente.

Ellos son tres. Y sus miradas, atenciones y pensamientos siempre se cruzan.

¿No es esto amor? ¡Esto es amor!


Un hijo se casa.

Una madre toma el micrófono.

Habla de un hijo valiente, dulce pero decidido. Cuenta lo profundamente orgullosa que está.

Un hijo toma el micrófono.

Habla de una madre como ejemplo de vida, de una mujer decidida que luchó contra todo porque creía en algo. Cuenta, entre lágrimas, lo profundamente orgulloso que está.

¿No es esto amor? ¡Esto es amor!


Una chica se convierte en mujer.

Parece que tiene bien pensado el camino para su mañana.

Una chica mira, busca, decide. Parece tomar un camino preciso.

Pero aparece él.

Simple, bueno, tímido, único.

Ella lo deja todo.

Ella toma las mejores partes de él, manteniendo las partes buenas que ella ya tenía.

Él, el más inesperado, le ha dado lo que ella siempre buscó, de una forma que nunca imaginó.

Ella casó con él de todo corazón.

¿No es esto amor? ¡Esto es amor!


Hay personas, lugares, pensamientos que nos cierran al mundo.

Nuestros ojos se vuelven ciegos.

Nuestro corazón se seca.

Nuestras manos no se mueven. Están ligadas.

Y, a menudo, esas personas, lugares y pensamientos quieren hacernos creer que tienen la razón.


No es así. No lo es.

El amor tiene muchas formas.


Yo deseo personas, lugares y pensamientos que me llenen de luz.

Deseo energía, frescura, apertura.

Deseo tener un "corazón jugoso".

Deseo tener personas, lugares y pensamientos que me ayuden a reconocer lo bello. Incluso lo que me cuesta ver.

El amor puede cambiarnos.

Yo he cambiado gracias a algunas personas muy concretas a las que nunca se lo podré agradecer lo suficiente.


El camino no está terminado.

El camino es tan hermoso y amplio que no ha hecho más que empezar.

Amo lo que sucede.

¿No es esto amor? ¡Esto es amor!




2 visualizzazioni

EL
PINCHA UVAS