top of page
Cerca
  • Immagine del redattoreEl Pincha Uvas

6 años. Felicidades!

Mes de abril de 2018.

Me encuentro en una casa nueva. Llevo cinco meses viviendo aquí.

"Teudis, ¿qué puedes hacer de nuevo, constructivo y positivo para ti mismo?

¿Carpintería? ¡Hecho! Poco a poco he construido un taller en el garaje.


"¿Y luego? ¿Qué más? ¿Qué te ha gustado siempre pero nunca has desarrollado?"

¡Inmediatamente pensé en escribir!

Siempre me ha gustado escribir.


Tengo un cuaderno donde anotaba mis pensamientos de joven.

Está lleno de poemas.

Son poemas grises, tristes, llenos de niebla. Son poemas oscuros.

También tengo una caja llena hasta el tope de cartas escritas con amigos y familiares en mis primeros años en Italia.

Son cartas llenas de nostalgia y esperanza. Son cartas llenas de pasado y futuro.

Son cartas llenas de emociones y deseos.


"Entonces, Teudis, ¿dónde quieres escribir?", me pregunté.

¿En redes sociales? Naaaa.

¿En hojas de papel? Naaaaa.


"¿Y un blog?"

Está pasado de moda.

No busca likes (aunque admito que me gusta cuando me cuentan las emociones provocadas por las publicaciones).

Es una herramienta contracorriente donde no se puede desplazar o saltar. Si te interesa, debes detenerte unos minutos para leer.

¡Me parece perfecto!


Creo el dominio, aprendo a hacer páginas web y finalmente escribo el primer artículo https://www.elpinchauvas.com/post/jo-yo-me-io

Es corto. ¡Muy corto!

Pero ya hay dos cosas esenciales que siempre servirán de hilo conductor: las preguntas sobre quién soy yo y la certeza de que "mis tres rayos de sol" iluminan todo.


En estos 6 años he escrito 198 artículos, es decir, 33 artículos al año, o casi 3 artículos al mes.

¡Es muchísimo!


La escritura es como el arte. Cada vez permite ver colores nuevos, ideas diferentes, sensaciones ocultas o sabores innovadores.

De vez en cuando leo artículos antiguos y veo cosas de mí que no había entendido.

Cuando eso sucede es muy interesante.


Los artículos me han hecho llorar, alegrarme, intrigarme, amar, odiar, crecer, aprender o explicar.

Los textos han hecho vivir las mismas sensaciones a muchos de vosotros.

En estos años he recibido mensajes de desacuerdo, preocupación o emoción. Algunos me han contado que han llorado porque al leer han pensado en su camino, sus recuerdos y su vida. ¡Qué bonito, ¿no?


Hace seis años pensé: "escribir nunca deberá ser una obligación".

Empiezo a tener la barba blanca y la cara llena de arrugas. Mi cuerpo comienza a sentir el cansancio de un ritmo de vida "bastante frenético".

Pero una cosa la tengo siempre muy clara.

No deben movernos las obligaciones ni las imposiciones.

Debemos perseguir los deseos, las alegrías, las esperanzas, los sueños.

¡La voluntad de vivir debe hacernos buscar siempre las cosas bellas!


Si alguna vez me canso de escribir, cerraré el blog.

Pero por ahora estoy feliz con estos 6 años de pensamientos compartidos.


Espero que mi corazón no se seque y busque siempre alimentarse "de lo bello".

Espero que mis ojos sigan viendo muchas cosas.

Espero que mi mente me ayude a seguir escribiendo durante muchos años más.


¡Felices 6 años, querido Pinchauvas! ¡Felicidades!

¡No dejes de estimular mi curiosidad!




5 visualizzazioni

Bình luận


GPTempDownload (8).jpg

EL PINCHA UVAS

bottom of page