Cerca
  • El Pincha Uvas

El servidor mudo


Todos lo quisieramos.

A todos nos gustaria tenere alguien real nos ayudara con las cosas que no nos gustan.


Yo odio planchar. Me parece una pérdida de tiempo interminable. Me cansa infinitamente.


  • El SERVIDOR, en este caso, sería el que te hace la vida más fácil.

  • Y el MUDO, sería el adjetivo que le permite relajarse. Porque tienes a alguien a tu lado que no te llena de problemas.


En realidad, tal y como estoy, no tolero el término SERVIDOR.

Siempre me siento incómodo cuando alguien trabaja en mi lugar.

Soy uno de los que, por respeto, recojo todos los platos del restaurante para facilitar el trabajo del camarero. O llevo la taza del café al mostrador cuando estoy en el bar.


Mis hijos lo saben.

Saben que no hay servidores, sino gente que trabaja. Todos y cada uno con la misma importancia que el otro. No importa cuál sea el rol.


Y de hecho, tal y como soy, ni siquiera puedo tolerar una compañía MUTA.

Cuidado, a veces sirve. Es saludable. Podría ser una pesadilla pensar en un marido o una esposa que nunca se calla.

Yo prefiero a alguien que me diga lo que piensa.

Porque es la única manera de convertirse en una mejor persona.



Por eso la idea del servidor mudo como un mueble puede encajar. De hecho, reduce el desorden. ¡Eso es bueno!


Pero en la vida es mejor mover las manos. Mantenerse activo. Buscarse oportunidades.

Dicho esto, hace mucho tiempo me construí un sirviente mudo usando un viejo palet, que antes había sido mi primer zapatero.

Era un mueble que se usaba para colgar la ropa del día.



Lo construí en verde brillante.

Mal color. Era una idea que tenía para pintar una pared.


¿Por qué compré un color tan feo?
Hoy entendí por qué.
El tiempo siempre pone todo en el lugar correcto.


Ese verde brillante es como la escritura de mi bicicleta.

Y hoy esta nueva bicicleta necesita un lugar en mi casa.

¿Qué mejor lugar que ese viejo mobiliario que no se usa hoy en día?


¿Y qué? ¿Y qué se tiene que hacer?


  • Pues tomas la realidad, la miras.

  • Y , como siempre, piensas en cómo mejorar las cosas.

  • Y se razona y se trabaja para que todo sea más útil y adecuado.



Ahora necesitamos que el Sr. Yo Mismo tenga un poco de creatividad, lleve sus herramientas al laboratorio y empiece a trabajar.


"La espalda del mueble se convierte ahora en la base para cargar los dispositivos electrónicos de la biciiii. TAAC! "

"La puerta del gabinete se convierte en la base donde la rueda se apoya para no ensuciar la pared. TAAAC! "

"Y los viejos bloques de un palet se convierten en los topes de rueda". TAAAAAAC! "


Todo toma una nueva forma.

Todo toma una nueva utilidad.


A nosotros también nos pasa.

Si nos detenemos a mirar nuestras vidas, y lo hacemos con calma y sinceridad, descubriremos que todo es útil para algo hermoso si se coloca en el lugar correcto.


Incluso un viejo mueble de un inútil color verde brillante.


Si queremos algo mejor descubriremos que tenemos que ser protagonistas en lo que hacemos.
Encontrando el destornillador correcto y reposicionando las piezas nuestra vida se convertirá en algo hermoso.
Y ya no seremos más "servidores mudos".
Nos convertiremos en acción, color, vida y deseo.







6 visualizzazioni

EL

PINCHA UVAS