top of page
Cerca
  • Immagine del redattoreEl Pincha Uvas

El árbitro de 15 años

Hola,

tengo 15 años y soy un árbitro.

Me gusta jugar al fútbol. Pero me gusta más ser árbitro.

Tengo mucha pasión.

Igual que todos mis compañeros de la misma edad que juegan en sus equipos.

Mis padres me animan y me dicen que lo haga lo mejor que pueda.

Los padres de mis compañeros les dicen lo mismo.

Ayer arbitraba un partido de campeonato.

Estaba un poco asustado. Es el primer año que puedo arbitrar partidos de liga.

En las gradas había muchos padres. Mi padre siempre se aparta. No quiere escuchar lo que me dicen. Le duele mucho.

Desde el campo oí a alguien que gritaba "árbitro ... eres un gilipo..as", "despiertate", "¡eres un idiota!".

Me hizo daño.

Soy compañero de clase de dos chicos que jugaban ese partido.

Quién sabe si uno de los padres que gritaban fue uno de los que me lleva en coche cuando salgo con su hijo, y me pregunta "¿cómo estás? ¿cómo va la escuela?".

Quién sabe si es el mismo padre que nos dice "¡portaos bien!".

Me dan ganas de decirle: "Yo lo intentaré. ¿Y tú?".


Hola,

tengo 15 años y soy un árbitro.

Jugar al fútbol me gusta. Pero me gusta más ser árbitro.

Al partido me acompañaron mi madre y mi hermana.

Me tocaba arbitrar lejos de casa. El campo estaba lleno de barro, llovía y hacía frío.

Intenté hacerlo lo mejor que pude. Fallé muchas cosas.

Pero ví que mis compañeros de la misma edad también fallaron muchas.

Desde el primer minuto había padres de 50 años gritando cosas absurdas.

¿Por qué estos mismos padres no les gritan estas barbaridades a sus hijos cuando fallan?

¿Creen que hacerlo es equivocado o que es poco educativo?

Y entonces, ¿por qué lo hacen conmigo que tengo la misma edad, pasión y derecho a fallar que sus hijos?

En un momento dado miré hacia afuera.

Vi a mi hermana que me defendía contra muchos adultos.

Me puse nervioso. Me hizo mucho daño.


Hola,

tengo 16 años y soy árbitro.

Soy la hermana del árbitro de antes.

Hoy he vivido una experiencia muy desagradable.

Me he pasado todo el partido escuchando cómo un montón de adultos gritaban contra mi hermano.

Me he sentido muy impotente por mí, por mi hermano y por mi madre.

He cogido valor y les he pedido a los adultos que se detuvieran. De verdad, se estaban pasando.

Hay alguién que me he ha dicho: "cállate, idiota".

¿Crees que me lo merecía?

Estoy triste. Muy triste

.

Hola,

tengo 16 años y juego al fútbol. Soy un personaje inventado.

No entiendo por qué la Federación envía árbitros que no son capaces. No importa la edad que tengan. Todos los que vienen no saben hacerlo bién.

Pero estoy desorientado.

Miro al banquillo y escucho adultos que gritan cosas absurdas.

Miro las gradas y escucho adultos que gritan cosas absurdas.

El entrenador nos dio unas normas al principio del año, entre ellas "si os sacan tarjetas amarillas o rojas por protestas, yo también os sancionaré".

Pero todo lo que veo hacer a los adultos a mi alrededor no es lo que me dicen en casa o en los vestuarios.

Bueno, ¿qué debo hacer?

¿Y si pensáramos en cómo jugar mejor y dejáramos de lado todas las demás cosas?


Hola,

soy un padre y me gusta ver los partidos de mis dos hijos.

Hace días que estoy mal.

Pienso en aquellos árbitros de quince años y pienso "los hemos masacrado. Nosotros, adultos, los hemos masacrado".

No lo entiendo. No puedo justificar nada.

Pero ¿qué está pasando?

Llamo a algunos amigos para hablar de ello.

No puedo pensar que sea algo normal.

Necesito consuelo.

Tengo que hacer algo.


Hola,

soy un padre. Me llamo Teudis.

Me avergüenzo.

Amo y amaré a los jóvenes. A todos.

Yo animo a los jóvenes. A todos.

¿El árbitro no es capaz? Ha fallado cosas. ¿Y qué?

¿Mi hijo ha sido expulsado? Ha fallado cosas. ¿Y qué?

Todos los demás chicos han fallado goles, paradas, acciones, posiciones. ¿Y qué?

Un equipo ha ganado. Uno ha perdido. El mundo no se acaba.

Nada, nada, nada justifica que adultos como nosotros insulten a niños (¡o a quien sea!) solo porque el fin justifica los medios.

Me avergüenzo.

Teudis. Siempre te animaré y siempre estaré aquí. Aunque falles.

Árbitro. También te animaré a ti. Aunque falles.

Pero nunca justificaré adultos que "se lanzan" contra niños por un error en un campo de fútbol. A veces deberíamos "hacernoslo mirar".


Chicos, espero de todo corazón que os convirtáis en adultos mejores que los que somos nosotros.

Espero de verdad que podáis construir un mundo mejor del que os dejamos.

¡Yo seré vuestro fan!

3 visualizzazioni

Kommentare


GPTempDownload (8).jpg

EL PINCHA UVAS

bottom of page