Cerca
  • El Pincha Uvas

Un año y medio


El covid ha cambiado nuestras vidas.

El covid ha sacado a relucir lo que somos.


Los que tienen mentes negativas no hacen más que quejarse de todo y de todos.


"Quiero volver a mi antigua vida, los políticos son un desastre, no sé qué podemos hace y que no, mi jefe gestiona mal la situación, si yo pudiera decidir lo haría de otra manera, mi marido no se levanta del sofá, mis hijos no conseguirán salir de esta".

Y así sin parar. Sin descanso. Sin tregua. Sin pausa.


Los que tienen una mentalidad positiva tratan de aprovechar al máximo lo que es bueno.


"Por fin puedo trabajar desde casa porque llevaba años queriendo hacerlo, estoy feliz de poder pasar tanto tiempo con mis hijos, me he dado cuenta de que antes le daba mucha importancia a las cosas superfluas, he vuelto a hacer deporte y gimnasia en casa, leer libros es maravilloso, he vuelto a dibujar/cocinar/escribir, me encantan las llamadas de mi amiga, el mundo se ha ralentizado y lo disfruto más, he aprendido a quererme".

Y así sin parar. Sin descanso. Sin tregua. Sin pausa.


Estoy muy orgulloso de mis hijos en este momento.

Esta situación no es fácil para ellos.

No es fácil para nadie.

Pero en esos años en los que defines tu personalidad y necesitas la socialización, necesitas la vida, necesitas los primeros amores, necesitas sentirte grande aunque seas pequeño... si tienes esa edad es difícil enfrentarse a una pandemia mundial.

Y estoy muy orgullosa de mis tres rayos de sol.

Trabajan duro. Sufren, pero no se rinden. Buscan lugares y oportunidades para descubrir "lo bueno". Y son chavales positivos.

Tienen altibajos. Todos los tenemos, afortunadamente. Somos personas, no robots.

Ellos son un gran ejemplo para mi.


¿Y yo?


Pienso en ese "año y medio".

¿"Año y medio" de qué?

  • De mi sobrino que crece sin poder verlo.

  • De llamadas y mensajes con mi hermana. A quien extraño como el aire.

  • Del tiempo que he pasado sin ver a mi cuñado. Es un hombre tímido. Me demuestra el gran afecto que siente por mí a través de tantos pequeños detalles en los que ni siquiera se fija. Quiere infinitamente a mi hermana, trabaja mucho y participa en las videollamadas aunque, como buen agricultor, prefiera trabajar la tierra antes que hablar por el móvil. Y lo hace por mi hermana. Y por mí.

  • Pienso en mi tía, que se jubiló hace dos años y no la he vuelto a ver. Echo de menos las largas charlas que hemos tenido desde que yo tenía 14 años.

  • Pienso en mi primo, que debía visitarme con su novio hace un tiempo y no hemos tenido oportunidad de poderlo hacer.

  • Pienso en mis tías de Olot y Andorra, o en mis amigos de Calaf, con los que nos reencontramos hace unos años gracias (en parte) a este blog.

  • Pienso en mis amigos a los que quiero con locura, Josep, Josep, Emma, Maria Rosa, Emma, Lourdes. Crecen. Crecemos. Y nuestros hijos tambén. Pero todos lo hacemos a distancia. Y nos echamos de menos.


Pienso en que desde hace "año y medio" la vida transcurre de forma diferente.

Y que desde agosto de 2019, hace casi "año y medio", no puedo ver a personas importantes para mí.


Pienso en mi hermana.

Nos llamamos mucho.

Nos ayudamos mucho desde la distancia.

Y pensamos en el otro aún más a menudo.

Pienso en el dulce, largo, profundo, seguro y firme abrazo que nos damos desde hace años cada vez que nos volvemos a ver.

Y deseo que eso ocurra de nuevo.


Este post no tendrá fotos. Ni creaciones de carpintería. Ni aventuras. Ni "teudisadas".


En la vida, es importante aprender a decir lo que se siente.
Sin "sis". Sin peros. Sin verguenza.
  • Amigos: os quiero y os echo de menos.

  • Familia: te quiero. Y te echo de menos.

  • Rayos de sol: os quiero. Sóis mi vida. Y estoy orgulloso de los tres.

  • Esther: t'estimo molt. I et trobo a faltar.


Que este "año y medio" nos sirva para entender lo que es importante.

Que este "año y medio" nos sirva para descubrir lo que nos hace vivos y hombres de verdad.

Que este "año y medio" nos sirva para amar las cosas nuevas que suceden.


Que este "año y medio" también te sirva a ti que lees.

No te quedes en el mundo de los "negativos".

Busquemos la luz.

Y digamonos las cosas buenas. Siempre.











*** Translated with www.DeepL.com/Translator (free version) ***



3 visualizzazioni0 commenti

EL

PINCHA UVAS