Cerca
  • El Pincha Uvas

Estás loco

Estás loco. Me lo dicen muy a menudo.

Cuando hablo de mis aventuras deportivas.

Cuando hablo de mis entrenos a horas prohibitivas.

Cuando describo mis viajes pasados.

Cuando hablo de algunas de mis ideas futuras.

Cuando explico todas las cosas que hago y que me gustaría hacer.

Cuando duermo por la noche en mi autocaravana frente a un cementerio o en la cima de una montaña.


Estás loco.

De alguna manera, para bien o para mal, significa que no "dejo indiferente" a quienes me lo dicen.

En el fondo, me gusta que me describan así.

Significa que estoy disfrutando de la vida.


Estás loco.

Si estar loco significa estar lleno de deseos y pasiones, lo acepto con gusto.



Durante muchos años he entendido que nadie regala nada.

Si quieres hacer ciertas cosas, sea cual sea el ámbito, tienes que recorrer un camino tortuoso y lleno de esfuerzo.


Cuántas veces me he oído decir:

"Yo también desearía haber hecho esa salida/aventura/logro".

En mi interior pienso:

"Si yo hago ciertas cosas, cualquiera puede hacerlas".

Sólo hay que trabajar duro, con perseverancia. Y hazerlo incluso cuando nadie pueda verte.


No soy especialmente inteligente.

Y genéticamente, no estoy dotado.

Sólo tengo un gran deseo de poder hacer muchas cosas.

Y ver y experimentar muchas más.


Simplemente soy alguien que no se rinde. Y eso es algo que pueden hacer todos.

  • ¿Tenemos que hacer cuatro subidas? Si podemos, hagamos cinco.

  • ¿Tenemos que hacer una repetición de 100 mt? No, nos rindamos a los 90 metros. Porque esos 10 metros que parecen "ahorrarse", al final del año, significarán haber renunciado a decenas de kilómetros de entrenamiento.

  • ¿Necesitamos perder algunos kilos? Sigamos con ello.

  • ¿Necesitamos descansar mejor? Vamos a acostarnos antes (no, este punto todavía no lo he conseguido).


Estás loco.

Por eso a veces tengo ojeras y estoy cansado.

Por eso siempre me duele alguna parte del cuerpo. Perennemente.

Pero por esto, casi siempre, tengo el corazón lleno de ganas de no parar.



Paolo, Max, Luca, Nico, Teo, Mauri, Tiziano y otros.

Estar loco junto a amigos locos ayuda mucho.

O, al menos, es bonito estar loco junto a gente que aprecia que lo estés.


Hace dos años alguien hizo una gran aventura.

Fue muy dura. Yo no podría haberla hecho.

Recorrió muchos kilómetros, por desgracia, bajo una lluvia incesante.

Al final del día me envió un vídeo desde su bici:

"Capitán, te doy las gracias, si no fuera por ti no hoy habría conseguido llegar. Me has enseñado que no hay que rendirse y que todo se puede conseguir".

¿Yo?

Me emocionó. Fue un vídeo inesperado, de una persona a la que aprecio mucho y que es infinitamente más fuerte y mejor preparada que yo.

Sin embargo, mi locura, ayudó a alguien sin que yo pudiera pensarlo.


Nos vigilan.

Siempre.

Cuanto más felices seamos al vivir nuestras vidas, más ayudaremos a los demás a vivir las suyas.

Sigamo adelante.

Viva los locos.




0 visualizzazioni

EL
PINCHA UVAS